Si observas cómo ha evolucionado el mundo empresarial en los últimos 20 o 30 años te puedes llegar a asustar. Las características del empresario son otras porque el mundo es otro y se mueve a pasos de gigante. Y es que la revolución digital ha supuesto un cambio tan grande que podría interpretarse a nivel empresarial como algo similar a la revolución industrial de principios de siglo XX. Solo que esta vez el cambio no se ve, tan solo se siente.

Como líder de una empresas quizá no seas consciente del gran cambio que esta revolución tecnológica ha supuesto para la forma de entender el mercado actual.

 

Principales cambios de la revolución digital-tecnológica

Conocer las características del empresario actual pasa por saber qué cambios se han producido en la revolución digital-tecnológica.

Nuevas herramientas tecnológicas

La digitalización del mundo que no rodea es una realidad, ya nadie puede vivir sin comunicación 2.0, y en este sentido las empresas no pueden tratar de nadar a contracorriente.

Lo que supuso hace años la llegada de software informático como Office, Gmail, Outlook o programas de diseño como Autocad, Photoshop o Illustrator, no se puede ni comparar a la revolución digital que vivimos actualmente.

No hablamos unicamente de herramientas sino de actitudes, de formas de lifemotives totalmente diferentes. Las características del empresario actual son otras porque las personas que conforman el mercado son otras también.

Nuevos canales de comunicación

Actualmente, las TIC o Tecnologías de la Información y la Comunicación no son de uso exclusivo para empresarios, sino que son de manejo público tanto por los empleados como por sus clientes y consumidores.

Los canales de comunicación que tiene la ‘red de redes’ INTERNET en la actualidad son infinitos: Web Sites, Revistas digitales, Blogs, Wikis, RR.SS (Facebook, Twitter, Instagram, Google Plus, LinkedIn, Snapchat, Whassap…),Dropbox, Google Drive, SkyDrive, Canales de Canales de Vídeo (Youtube, Vimeo, Dailymotion, Dalealplay)…

Nuevos dispositivos con los que nos conectamos a Internet

Se han multiplicado a una velocidad vertiginosa: Tablets, Smartphones, Smartswatch, Smartcards, Electrodomésticos, Automóviles, Robots…

En fin, la pregunta sería ¿qué es lo que no tiene conectividad con Internet actualmente? ¿El cerebro humano? Esperemos unos años para dar respuesta a esta segunda pregunta.

Comunicación bidireccional

Las reglas del juego han cambiado y la digitalización del mundo que nos rodea es un hecho. Ahora no es la empresa unicamente la que envía información sino que la comunicación fluye en ambos sentidos.

El cliente o consumidor no pide permiso, habla directamente. Esta realidad hace que las empresas sean actualmente foco tanto de halagos como de críticas.

Nuevo perfil de consumidor

Un consumidor más y mejor informado, formado y con menos ganas de escuchar un consejo comercial. El consumidor actual presume de ser autosuficiente para saber qué quiere, cuándo lo quiere y por qué lo quiere.

Una vez más las características del empresario deberán evolucionar como lo han hecho los consumidores en sus hábitos diarios.

Nuevos roles dentro de la empresa

Si la forma en que la empresa se relaciona con sus clientes ha cambiado, los nuevos perfiles profesionales también deben cambiar dentro de la compañía.

Programador, Desarrollollador web, Redactor de contenido, Project Manager, Comunity Manager, Digital Marketing o Inbound Marketing Specialist son el nuevo pilar sobre el que deja caer su peso la empresa.

Para saber manejar a un equipo tan numeroso y multidisciplinar, las características del empresario deberán evolucionar de la misma forma.

 

Características del empresario actual

  • Ser un buen director y saber tomar decisiones. Para ello, será necesario constituir un equipo empresarial competente y capaz de asesorar de la mejor manera posible. Para tener éxito como empresario hay que saber planificar, organizar, dirigir y motivar. Esta última tiene una especial importancia, recúerdalo. Tener habilidades para el liderazgo no es fácil, hay que cultivarlas.
  • Detector de oportunidades. Un empresario exitoso debe tener “olfato” para visualizar un negocio donde la mayoría de las personas sólo ven caos, contradicciones, dificultades o inclusive amenazas. El buen empresario es aquel que no cesa en su intención de estar informado sobre novedades y cambios en su sector.
  • Estratega y avispado. Evita que te sorprendan sin estar preparado. El nuevo perfil de empresario moderno está preparado para analizar el entorno y conocer el mercado activo en el que se mueve.  La flexibilidad es otra de sus virtudes y se maneja a la perfección en situaciones límite, le encantan los minutos finales
  • Empresario open mind. Tener la capacidad de innovar y crear nuevos productos o servicios para satisfacer de manera eficiente las necesidades de tus clientes, actuales o potenciales. Un verdadero empresario de éxito no puede tener miedo a cambiar o hacer las cosas diferentes.

Por último, decir que un empresario exitoso toma decisiones con el mayor grado de certidumbre posible. No arriesga su capital sin haber analizado previamente. Posiblemente, la clave esté en equilibrar la balanza del riesgo y la seguridad.

10 MBA que aseguran el éxito empresarial

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *