Trabajo por objetivos: cómo influye en el crecimiento del empresario

Trabajo por objetivos: cómo influye en el crecimiento del empresario

¿Cuál es el modelo de trabajo de tu empresa? ¿Trabajas por objetivos? Conoce en qué consiste este método y cómo puedes beneficiarte de su implementación.

Cómo se forma el consejo directivo de una empresa
El discurso directo: la importancia de llegar a tus trabajadores
Qué habilidades directivas debe tener un empresario

El trabajo por objetivos intenta conseguir un modelo de empresa competitiva y productiva en el mercado. Antes de los años 50, todas las compañías realizaban sus labores bajo un estricto programa y horario.

El cambio surgió cuando los empresarios vieron caer los márgenes de utilidades. Estas rutinas de trabajo tenían resultados nefastos: Por un lado, los empleados se cansan de la rutina, ya que permanecen muchas veces en su puesto de trabajo sin cumplir una tarea, tienen poca motivación, no se sienten valorados, ni comprometidos con la empresa.

Por su parte, las empresas no cuentan con resultados medibles, no conocen el perfil de sus empleados, tampoco crean un ambiente competitivo, el resultado es poca producción, sin resaltar en el mercado.

Entonces valdría la pena revisar ¿qué es el trabajo por objetivos? Este concepto consiste en un plan de trabajo que responda a metas con sus respectivas actividades, por ejemplo, para un vendedor, su objetivo podría ser contactar con 20 clientes por día, mientras que para un editor de artículos, la corrección de 20 trabajos.

El trabajo por objetivos: qué beneficios supone

El trabajo por objetivos en una empresa tiene muchas ventajas, permite la descentralización de decisiones, aumentar la participación, el autocontrol y autoevaluación del empleado, mayor libertad y relajación de los controles en los departamentos de la empresa.

Una de las ventajas más importantes, es que los empleados tienen mayor impulso a cumplir las tareas, ya no se sienten que están ocupando un sitio para recibir un sueldo quincenal o mensual. Al contrario, saben que deben aprovechar el tiempo durante su jornada de trabajo.

Además, el empleado se siente independiente y responsable de sus tareas al identificar los objetivos profesionales de cada individuo. La persona debe empoderarse de su producción, esto resulta en que el empleador va a notar con más claridad lo que hace el empleado y a la vez este va a tener la responsabilidad de su producto.

Por su parte, las tareas pueden ser individuales, incluso dentro de un mismo departamento. Una vez el empleador note las potencialidades de cada uno de los empleados, puede asignar objetivos adecuados.

Además, trabajar por objetivos es una muy buena estrategia para poder medir objetivamente los diversos aspectos relacionados con la tarea a desempeñar. La empresa va a contar con resultados medibles, con las métricas de los tiempos, costos, y resultado del equipo, la organización puede analizar las tareas, y realizar cambios con base en caso de ser necesario.

Asimismo, se promueve la competitividad dentro de la persona. Los empleados van a sentir una sana competencia tanto individual como grupal al verse compensados, y van a desempeñarse cada vez más exitosamente.

Empodérate de tu tiempo con el trabajo por objetivos

El individuo al cumplir una labor dentro de la empresa puede sentirse en depresión por estar tanto tiempo fuera de casa o lejos de su familia. Al principio puede que la persona esté motivada por la novedad, pero después de pasar tiempo de la institución, va a considerar su vida llena de jornadas eternas y tediosas de trabajo.

Al organizar el trabajo por objetivos, el profesional comienza a ser dueño de su tiempo, puede organizar su jornada y prioridades. Es normal que las familias puedan conciliar durante la semana que antes no podían hacer por cumplir horario.

Lo que va a resultar es que la persona se sienta más valorada y esto se traduce en una mejoría clara en la labor que realice. También se potencia su identificación con la empresa, mejorando la imagen de la misma, vamos a notar que los empleados se sientes más motivados en presentar sugerencias y asistir a eventos de la organización.

Por último, los profesionales o empleados van a tener mayor oportunidad de seguir avanzando en su carrera, con la flexibilidad de horario, es posible que realicen ese curso tan deseado o asistir a encuentros de su área, que va a favorecer en últimas en la productividad de la empresa.

El trabajo por objetivos y sus problemas

En algunos casos, los empleados en busca de rapidez tienden a cumplir con la faena a mayor velocidad, pero en ningún caso, se puede sacrificar la calidad del producto o el proceso, para esto entonces se debe ofrecer el incentivo bajo parámetros estrictamente conversados o puntualizados.

Peter Ducker en su libro de “Practice of Management” que publicó en 1954 expone la forma en aplicar los objetivos en la empresa. Al organizar el plan de trabajo, el responsable, gerente jefe de departamento debe junto a los empleados:

Puntualizar los objetivos por área o departamento. Se aconsejan que sean hasta 8 objetivos para cada posición específica. Puede haber una interrelación entre los objetivos de las distintas áreas de la empresa.

Especificar las tareas y el tiempo de cumplimiento

Precisar el procedimiento para realizar las tareas

Detallar el incentivo que recibirá el empleado

Ejemplificar y entrenar al empleado para que entiende los resultados que debe alcanzar.

Medición en los resultados por objetivos

Modificación, reevaluación y cambios en la empresa, elaboración de los planes tácticos para alcanzar nuevos objetivos.

Por su parte, ya sea en trabajo presencial u online, en principio el empleado debe entrenarse en el manejo de las aplicaciones y tablas que se usan para hacer y entregar los trabajos. Esto no es complejo, pero demanda tiempo y un personal que se dedique a dicha función.

La organización por objetivos requiere un personal entrenado y preparado para enseñar la forma de trabajo, este va a entregar las herramientas al personal y va a enseñarle cómo se realiza la autoevaluación y modificación de objetivos, además de otros tópicos.

También se debe manejar con claridad el tiempo de cumplimiento. Para esto se debe conocer la experiencia, habilidades y conocimiento del empleado. Es importante reconocer que con la repetición de tareas y con mayor tiempo dentro de la empresa, el empleado va a conseguir resultados positivos en un menor tiempo. Por ello no se pueden comparar empleados con tiempos desiguales dentro de la empresa y se sugiere que los objetivos estén de acuerdo a casos individuales.

¿Es necesario el trabajo por objetivos?

Es posible organizar empresas de esta forma, incluso con el avance de la tecnología y las aplicaciones, muchas compañías han nacido de forma online con trabajadores en todo el mundo. No solo hay aplicaciones para que monitorear el desempeño de los empleados, también para organizar las entregas y realizar los pagos correspondientes.

A su vez, hay empresas que siguen con la modalidad de trabajo presencial y con horario, pero han aplicado el trabajo por objetivos, es decir; dentro de su horario deben cumplir con objetivos que son pagados con bonos especiales. Esto en general, aporta mayor satisfacción en los empleados y funciona de la misma manera. Por eso es una buena idea para comenzar a explotar los beneficios de esta nueva organización del trabajo.

Para aumentar la productividad y competitividad de una empresa en la actualidad se plantea la organización de acuerdo a objetivos, solo así se puede contar con empleados responsables y comprometidos.

En la actualidad, se apuesta por este modelo cada vez más, incluso se identifican las empresas con el sistema anterior como anticuadas y poco modernas. Por eso, las organizaciones no han tardado en adaptarse, no solo por mejorar la producción, también por la preferencia de los empleados que dejan los puestos por conseguir un espacio en una empresa con trabajo por objetivos.

10 MBA que aseguran el éxito empresarial

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0