Qué tipos de empresarios que tienen el éxito asegurado

Qué tipos de empresarios que tienen el éxito asegurado

A la hora de dirigir una empresa no todos los empresario actúan igual. Descubre qué tipos de empresarios que tienen el éxito asegurado y sus características.

Cómo se forma el consejo directivo de una empresa
Emprendedores jóvenes: ¿qué problemas pueden encontrarse en los negocios?
5 masters y cualidades esenciales para ser directivo

Un empresario es la persona que asume responsabilidades en la dirección de un negocio o es el que sobresale por mostrar cualidades empresariales. Sin embargo, existen diferentes tipos de empresarios con diferentes características, que por lo general son omitidas.

Resulta mucho más favorable hacer una descripción menos limitada, porque al englobar las clases de empresarios se tiende a omitir aspectos importantes y definitivos. El primer paso que debes dar para proceder a hacer una clasificación de ellos es distinguir lo que es un empresario de un emprendedor, pues los primeros son los que van más allá del emprendimiento.

 

Tipos de empresarios:

A la hora de hacer una distinción entre las diferentes clases de empresario, se deben clasificar en base a sus funciones y características dentro de una empresa. Pese a sus diferencias, los empresarios siguen un características claves en la formación para directivos. Y es que todos los empresarios quieren ser líderes y tener éxito. A continuación se ofrece una descripción de cómo los tipos de empresarios gerencian la institución en que laboran, lo que permite diferenciarlos de la siguiente manera.

1. Empresario socialista

Este tipo de empresarios tiende a una filosofía de libertad que avale su forma de vida ante cualquier adversidad que se observe en el mundo. Son la clase de empresario que además sienten culpa cuando se encuentran en la cúspide.

Éstos extrañamente sienten esa culpabilidad y pretenden deshacerse de esta realizando campañas socialistas y toda base filosófica que dentro del marco institucional legal se impulse al progreso. Su objetivo es generar una forma de vida más cómoda que premia a la creatividad, al talento y al esfuerzo.

Al empresario socialista se le ve de una forma relativa y fundamental que históricamente ha marcado el inicio empresarial, como lo es el caso de la libertad empresarial, que no es más que la propiedad privada y el libre mercado, siendo así un estado de derecho que garantiza la igualdad ante la ley. Pero es más recomendable y aceptable que proponga la igualdad mediante una ley.

Cáusticamente, pretende todo lo que dice el dogma marxista: ‘‘que el dinero es malo’’  y que si es en abundancia es peor. Ofrece que la reserva del capital es fruto de la explotación y que el éxito económico industrial implica una mayor parte del pastel de riqueza para los ricos, lo que significa una desmejora para los pobres.

Es por ello que estos tipos de empresarios viven en una constante contradicción, ya que entre lo que predican y lo que hacen en este caso, su actividad comercial no concuerda, como lo es en el caso de políticos, ONG’s , partidos políticos y todos los gremios que manejen ideologías.

Esta clase de empresarios poseen una fijación hacia los nacionalismos, rechazando todo tipo de inversión que venga de tierras extranjeras y sobre todo, si la misma viene de Estados Unidos. Éstos tienden a ser como padres protectores para sus empleados, que los protege desde la cuna hasta la tumba.

2.-Empresario Pro Mercado

Para ir estableciendo contrastes, señalaremos al empresario Pro Mercado como aquel que está a favor de la libertad económica para todo el mercado, no solo para lo económico sino también en la parte organizacional, tomando en cuenta como premisa que la libertad económica debe ser un principio transversal.

Aún así, es necesario aclarar que el mercado libre supone un trato moral, voluntario y pacífico que se respeta entre sí e intercambia los derechos de propiedad sobre bienes y servicios. Estos tipos de empresarios saben que se requiere de creatividad para mantener a los consumidores cautivos y así generar dinero, ya que a mayor éxito económico, se les brindará mejor calidad de vida a las personas que se encuentren en ese entorno económico.

El empresario Pro Mercado establece que el capital es producto de esas personas que se sacrifican en cuanto a consumo en la actualidad, que es el primer paso que hay que dar para ir creciendo y que no es más que el origen de la inversión que lleva a la producción. No darle importancia sería menospreciarla, imposibilitando la creación de empresas nuevas, la tecnología, el empleo y nuevas maneras para verdaderamente servir a los demás.

Por último, esta clase de empresario se encagar del ámbito económico e intelectual del mundo en el que vivimos. Los empresarios Pro Mercado son los que hacen posible todo tipo de producción, desde las medicinas, hasta los juegos de video y las modas que se imponen en la sociedad, entre otros.

 

3. Empresario Pro Negocio

Cuando hablamos de los tipos de empresarios Pro Negocio, estamos hablando de la libertad económica para impulsar sus negocios. No es que acepten la libertad plena para lo que son sus negocios, pero sí los usan tomándolos como bandera para impulsarlos y a su libertad económica. Estos tipos de empresarios se centran en su nicho de mercado.

En esta clase de emprendedor, si es exportador, la moneda devaluada no le quita las ganas de trabajar, preocupándose solo por los aranceles, impuestos y regulaciones que lo afectan directamente. Por ejemplo: al productor de banana no le interesa para nada la libertad de precios en el mercado en el que se desenvuelve, pero sin embargo al exportador, sí. No obstante, éste no defenderá la libertad de precios en el mercado, ni los precios.

A estos tipos de empresarios no les importa si la libertad económica está fuera de su burbuja o si sus negocios se encuentran en un país donde la seguridad social ciudadana es nula, ya que esta prohíbe la libre competencia de compañías que respalden la seguridad social.

 

4. Rehabilitadores

Dentro de los tipos de empresarios se encuentran los rehabilitadores, los cuales son un poco más arriesgados que los tres tipos de empresarios anteriores, ya que éstos adquieren una empresa que está en problemas, con el fin de reestructurarlas y ponerlas operativas, para finalmente venderlas en esas condiciones. A través de maniobras estratégicas, industrias, productos y bienes raíces las mejoran, para luego venderlas un poco más costosas. Dentro de este segmento, entre los productos favoritos se destacan las antigüedades y los objetos.

Esta clase de empresario siempre tiene todos los temas en claro, goza de un buen crédito y sabe que la libertad económica es sinónimo de ganancia asegurada, que no es otra cosa más que saber aprovechar las oportunidades y que un punto de inicio no será el mismo que el punto de llegada, luego de rehabilitar su proyecto.

 

5. Manipulador de Valores

Los manipuladores de valores son los que adquieren un bien a muy bajo precio, los manipulan, los adiestran y los ajustan a su modo; todo bajo ámbitos y parámetros establecidos legalmente, para luego ser vendidos.

Se diferencia de los otros tipos de empresarios por el amplio interés que tiene la buena vida, fruto del éxito. Prefiere mediar convenios para no enredarse la vida y sabe manejar inteligentemente su amplia cartera de contactos y amigos para los negocios.

Se destaca de entre los otros tipos de emprendedores, por saber que las adquisiciones en su ámbito no son estáticas, ya que cada empresario que se inicia en el mundo empresarial, no lleva consigo una porción de riqueza, sino que dinámicamente está contribuyendo a la riqueza Nacional.

 

Tipos de empresarios millennials

A las clases de empresarios existentes y sus habilidades directivas hay que añadirle una nueva diferenciación en función del contexto en el que se hayan formado. Hoy en día, en una época marcada por los millenials, la clasificación de los directivos en función de su forma de actuar varía con respecto a las clases de empresarios tradicionales. Descubre los tipos de empresario millennials en los que puedes convertirte para buscar el éxito empresarial.

 

1. Empresarios planificadores

Esta clase de empresarios son muy cuidadosos y tratan que todas sus acciones sean precisas sin caer en la precipitación. Se trata de un tipo de directivo al que le gusta estar planeando constantemente su trabajo para conseguir sus objetivos. La cautela y la ambición son dos de los pilares de este tipo de directivo millennial.

Los empresarios planificadores son muy curiosos y en todo momento buscan seguir avanzando sin dejar ninguna acción a la improvisación.

2. Empresarios tecnológicos

A día de hoy cualquier tipo de empresario gasta la tecnología para llevar a cabo objetivo empresarial. Los empresarios tecnológicos van un paso más allá. Son aquellos que no pueden estar parados, que necesitan estar activos en todo momento y que buscan la diferenciación entre sus competidores a partir de un uso eficiente de la tecnología.

Una característica de esta clase de empresarios millennials es la autoconfianza que tienen y que les sirve para tratar con sus clientes y atraer nuevos.

 

3. Empresario descubridor

Al contrario de lo que sucede con los empresario planificadores, el empresario descubridor se deja llevar por su instinto para logar sus objetivos. Este tipo de empresarios es atrevido y le gusta explorar nuevas metas. La renovación constante y su deseo por conseguir el éxito marcan la filosofía de estos directivos.

 

4. Empresarios realistas

Se trata de una clase de empresario que toma referencias de los anteriores. Los directivos millennials que se consideran realistas son personas inteligentes pero que complementan sus decisiones con el uso de la tecnología. A la hora de tomar decisiones este tipo de empresarios pueden dejarse llevar por los impulsos, pero suelen tener siempre una base trabajada para evitar errores graves.

 

5. Empresarios arriesgados

Los empresarios arriesgados no cesan en su mentalidad superar retos constantemente. Esta clase de directivos no acepta la monotonía y trabajan apuntando a diferentes objetivos. Los directivos millennials arriesgados consideran el impacto social como una acción sobrevalorada. Para llevar a cabo cada una de sus acciones y asegurarse del éxito trabajan en equipo.

Caracterizar las clases de empresarios no significa encasillarlos en un perfil estricto, pues es normal observar a personas que combinan estrategias de diferentes tipos en función del contexto económico, político y social en el que se encuentre. Además, pese a lo política empleada en su dirección, existen cualidades esenciales para ser directivo que son comunes en todos los perfiles.

Si quieres leer artículos como este, suscríbete en el blog.

10 MBA que aseguran el éxito empresarial

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0