Cómo se forma el consejo directivo de una empresa

Cómo se forma el consejo directivo de una empresa

El consejo directivo en una empresa es el encargado de hacer que ésta progrese y consiga sus objetivos. Descubre cómo debe formarse el equipo gerencial.

Formación para directivos: Características Claves
Ranking MBA: los mejores másters para ejecutivos
Emprendedores jóvenes: ¿qué problemas pueden encontrarse en los negocios?

En una pequeña, mediana o gran empresa, la figura del consejo directivo es de gran importancia porque este se encarga de regir, administrar y representar a la sociedad o compañía, siempre velando por su buen funcionamiento, desarrollo dentro del campo empresarial y con el cumplimiento de los objetivos y metas trazadas en un determinado tiempo.

El consejo directivo está en la capacidad de buscar la vialidad de la empresa en un largo plazo, a fin de conseguir su buena reputación con los demás negocios dentro del mercado. Debe proteger los intereses generales tanto de la organización como del personal que allí labora, está en la necesidad de crear valores para los inversionistas con la finalidad de que puedan sentirse confiados y seguros de su capital, así como proteger a la filosofía de gestión del grupo a su mando.

 

¿Cómo está formado el consejo directivo?

Para que una compañía se maneje de manera eficaz y eficiente, debe contar con un personal capacitado de impulsarla y posicionarla en el mercado con las otras sociedades empresariales en la competencia.

El equipo gerencial de una empresa debe estar compuesto por un presidente o presidenta, un vicepresidente, un subgerente, un secretario, un tesorero y otros cargos o voces que la asamblea considere necesario. Los puestos deben ser ejercidos por personas diferentes, un mismo individuo no puede estar al mando de dos o más porque se convertiría en un círculo vicioso y ambicioso.

En la mayoría de los casos, la elección de los miembros del consejo directivo se efectúa por votación libre y en ella participan todas aquellas personas asociadas. A los elegidos se les presenta la opción de aceptar el cargo, y dependiendo de sus intereses, entran en funciones desde el momento en que lo acepten.

Una empresa con un reglamento sólido y firme no debe permitir que el consejo directivo se perpetúe en el poder, porque en vez de lograr un desarrollo de la sociedad, puede convertirla en un centro para hacer dinero únicamente. Por ello, es conveniente que cada cinco años se realice una nueva elección de los miembros del consejo directivo.

Funciones de los miembros del consejo directivo

Presidente: será la cabeza de la empresa. Él se encargará de guiar a todo el personal, convocar las reuniones para hacerle seguimiento a la producción y corregir los errores que se hayan cometido. El presidente es el líder, y será el responsable del correcto funcionamiento del consejo directivo. A este personaje se le debe presentar las estrategias en pro de las mejoras de la compañía y él se encargará de aprobarlas o no, dependiendo de sus conocimientos y lo que él considere conveniente.

Vicepresidente: debe prestar apoyo incondicional al presidente del consejo directivo y ser el sustituto de él en caso de ausencia. Dependiendo de su buen desempeño dentro de la organización, así como en el consejo directivo, podría optar por el cargo de presidente más adelante.

Subgerente: se encargará de supervisar que las áreas a su cargo cumplan de forma correcta sus funciones. Además tendrá que realizar programas anuales de trabajo, dirigir y planificar estrategias corporativas y presentar informes del personal y de la producción en las reuniones del consejo directivo.

Secretario: su función es apuntar y documentar todo lo que se diga en las reuniones, emitir las resoluciones a los diferentes miembros de la empresa, llevar la agenda del consejo directivo y preparar los encuentros de negocio.

Tesorero: debe ser profesional en las áreas de Contaduría, Administración de Empresas, Economía o carreras afines. Cumple tareas asignadas por la Gerencia General de la empresa o el consejo directivo. Su labor es vigilar el movimiento del dinero de la sociedad, garantizar la liquidez de la organización y optimizar el uso de los recursos o inversiones financieras.

Funciones del consejo directivo de una empresa

El consejo directivo debe demostrar, en todo momento, un compromiso con el objetivo de la organización, tener la capacidad de desarrollar contribuciones positivas a la operación de la empresa y participar activamente como consejero y líder para todo el personal que integra a la compañía.

Como todo consejero, los miembros del consejo directivo deberán anteponer los beneficios de la compañía para la toma de decisiones sin privilegiar o favorecer los intereses de algunos de sus integrantes, bien sea el presidente, vicepresidente, subgerente, secretario tesorero… o de otra organización en particular.

Por ello, las principales funciones del consejo directivo de una organización son:

  1. Cumplir y hacer cumplir los reglamentos de la empresa.
  2. Aprobar los reglamentos que fueran necesarios para el desarrollo y el buen mantenimiento de la compañía.
  3. Mantener la confidencialidad de los asuntos de la empresa, incluyendo las discusiones al interior del consejo directivo y la información sobre los inversionistas potenciales de la organización.
  4. Definir de acuerdo con el resto de los integrantes del consejo directivo la planificación económica, la política de desarrollo y la política presupuestaria, a fin de mantener un control del capital.
  5. Aprobar el presupuesto anual de la empresa.
  6. Deliberar, discutir y decidir sobre los asuntos que se le sometan, siempre y cuando no atenten contra la estabilidad de la compañía ni del personal que allí labora.
  7. Identificar los principales riesgos de la sociedad; para ello deberá elaborar un mapa de riesgos e implantar y darle seguimiento a los sistemas de auditoría interna.
  8. Definir la política de dividendos de la empresa que tenga en cuenta los intereses de todos los accionistas, entre ellos los minoritarios y los no familiares, así como las posibles necesidades de reinversión de beneficios que puedan surgir en el camino.
  9. Revisar, orientar y aprobar las estrategias de la empresa, adecuándolas siempre a la misión y visión establecida por los socios fundadores.
  10. Determinar las políticas de información y comunicación con los accionistas, los mercados, el resto del personal y la opinión pública.
  11. Aprobar inversiones o desinversiones relevantes.
  12. Crear órganos de apoyo al consejo de administración, es decir, contar con un comité de asesores con el fin de mejorar la visión estratégica de la empresa.
  13. Identificar y cultivar a inversionistas potenciales o financiadores de proyectos.
  14. Estimular, controlar y sancionar, si el caso lo requiere, al personal que no cumpla con sus labores..
  15. Conocer cualquier otro asunto no contemplado y que no sea de la responsabilidad específica del presidente del consejo directivo.

Un compromiso para personal calificado

Para mejorar el desarrollo de la organización y lograr los objetivos planteados, los miembros del consejo directivo deben estar capacitados y preocuparse por adquirir cada vez más conocimientos que le permitan adecuarse a las demandas del mercado actual y llevar a la empresa a competir, de la mejor manera posible, con las demás organizaciones existentes.

Es aconsejable la consecuente capacitación del personal con cursos y talleres que le permitan elevar y poner a prueba sus conocimientos; en lo personal, buscar asesorías con los expertos, sea cual sea el rubro, conocer lo que acontece en el mundo empresarial y tener la capacidad de resolver los problemas que se puedan presentar sin tener que poner en riesgo el futuro de la compañía, de sus inversionistas ni del personal que día a día hace su mejor trabajo para sacar a la organización adelante.

10 MBA que aseguran el éxito empresarial

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0